FEchimpun LIbomb CESracarra FIESproom catacrockTAS

FEchimpun LIbomb CESracarra FIESproom catacrockTAS

La contaminación acústica es un problema, especialmente en el llamado primer mundo, donde nos enorgullecemos de situarnos a la vanguardia de todo. También estamos en primera línea de incomodidades que hacen nuestra plácida vida mucho más incómoda. Parece mentira la cantidad de estímulos innecesarios a los que estamos expuestos sin caer en la cuenta de ello. Por ejemplo, el ruido. Para comprender esto en toda su esencia un bonito experimento es irse un fin de semana a una casa rural en medio de un valle. A ciertas horas, hasta los grillos duermen. Es en ese momento cuando los menos acostumbrados a la naturaleza empiezan a transpirar aterrorizados creyendo que se han quedado sordos de repente. No, tranquilos. Más bien se trata de todo lo contrario: estás escuchando el sonido del silencio, que dirían los amigos Simon & Garfunkel.

Imagen via Pinterest

¿Has pensado alguna vez que en Navidad los ruidos se multiplican una barbaridad? Pues sí. Así que desde Zamarripa Ópticos te recomendamos que durante estas fiestas prestes una atención especial a tus oídos.

Sobreexposición sonora

Villancicos por megafonía en los mercados y en los bares, la música de las ferias de los más pequeños, zambombas, panderetas y silbatos, los que felicitan las fiestas a golpe de bocinazo… Sí, de acuerdo, tampoco hay que ponerse dramáticos en exceso. La enumeración es simplemente para poner sobre el tapete la cantidad de ruidos extra que llegan de repente por Navidad. Pero si lo anterior te parece a primera vista inofensivo, ¿qué opinas de los petardos y los fuegos artificiales?

fuegos artificiales

Imagen vía SaiogaMan

La intensidad de sonido que alcanzan estas explosiones aparentemente controladas llega a los 140 decibelios. Según la OMS, el límite de ruido diurno no debe superar los 65. Y por si eso no resultara alarmante, aquí viene lo que nos preocupa a los especialistas en salud auditiva: 85 decibelios es la frontera a partir de la cual pueden darse lesiones auditivas irreversibles.

Juguetes ruidosos

Precisamente hay juguetes de marcas muy conocidas que llegan a alcanzar más de 100 decibelios. Como acto de prevención, te recomendamos enseñar a tus hijos que no se lleven objetos ruidosos a los oídos y, por supuesto, en estas fiestas estar oído avizor a los juguetes que vamos a regalar.

Imagen vía La Guía Infantil

En cuanto al resto de circunstancias, sigamos el sentido común: alejémonos lo más posible del foco de ruido, físicamente e incluso con tapones si es preciso. No demos por hecho que el ruido ha de formar parte de nuestra vida. Y, por supuesto, consulta todas tus dudas con los profesionales de Zamarripa. Cuidamos de tu vista y de tu oído, también en Navidad.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cláusula informativa:
Los datos personales por Ud. proporcionados serán tratados por ZAMARRIPA OPTICOS , con domicilio sito en C/ PABLO SARASATE 10 BAJO 31500 TUDELA. A este respecto, le informamos que la base jurídica para el tratamiento de sus datos de carácter personal se encuentra en el propio consentimiento que Ud. nos ha otorgado. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite su cese. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, limitación, portabilidad y oposición en la dirección anteriormente indicada, mediante solicitud escrita acompañada de copia del DNI. Igualmente le informamos del su derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control competente. El presente consentimiento puede ser revocado en cualquier momento dirigiéndose para ello por escrito a la dirección anteriormente indicada por cualquier medio que permita acreditar su correcta recepción. A este respecto se le informa que tal revocación no afectará a la validez y/o licitud del tratamiento y/o cesión realizada previamente a dicha retirada de su consentimiento.