Recibimos el año nuevo con ilusión (óptica)

Recibimos el año nuevo con ilusión (óptica)

Hoy es el día de los inocentes. Durante un tiempo parecía que paulatinamente se iba perdiendo esta tradición de gastar bromas al prójimo, bromas generalmente inofensivas, como una llamada telefónica falsa o el legendario monigote a la espalda (aunque siempre ha habido a quien se le ha ido la mano con la inocentada, rozando los límites del buen gusto). Sin embargo, la irrupción de internet en nuestras vidas -mejor dicho, en nuestra vida las 24 horas del día-, parece haberlas recuperado en forma de noticias insólitas aparentemente verdaderas (si bien a veces parece que celebramos el día de los inocentes todo el año, con las constantes fake news que nos hacen dudar casi de cada cosa.)

Hacer creer algo a alguien significa generar una ilusión. Esta ilusión puede ser positiva, como un truco de magia, o -como en alguna inocentada que le harán a más de uno hoy- negativa: por ejemplo que te hagan creer que te ha tocado la lotería cuando no es así (que maldita la gracia, ¿verdad?).

Las ilusiones también pueden ser ópticas. Engañar al ojo ha sido un entretenimiento de artistas desde el principio de los tiempos. Es lo que en arte se denomina “trampantojo”.

Gato por liebre

El término “trampantojo” procede del francés trompe-l’oeil, es decir, “engaña al ojo”. En síntesis, se trata de hacer creer a la vista -y por tanto al cerebro- una realidad que no es tal, por medio de la imagen. Esta técnica la utilizaban los romanos para simular en las casas patricias elementos decorativos que en realidad no existían (frisos, columnas, cornisas, ventanas a paisajes hermosos…) y para crear perspectivas imaginarias.

Y desde los romanos hasta nuestros días, el trampantojo no ha dejado de utilizarse, como puedes observar en estas imágenes.

Ilusión óptica en el techo de una iglesia

Efecto óptico en el techo de una iglesia

Ilusión óptica de Arcimboldo

El pintor Arcimboldo es famoso por este tipo de ilusiones ópticas

Ilusión óptica de Escher

Este cuadro de Escher es un clásico en el mundo de los efectos ópticos

Ilusión óptica edificio

Ilusión óptica en la fachada de un edificio

Ilusión óptica en una bolsa de publicidad

Efecto óptico en una bolsa de publicidad

Interesante, ¿verdad? Desde Zamarripa Ópticos os deseamos un feliz 2018 lleno de ilusión. Pero de la de verdad. ¡Nos vemos el año que viene!

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cláusula informativa:
Los datos personales por Ud. proporcionados serán tratados por ZAMARRIPA OPTICOS , con domicilio sito en C/ PABLO SARASATE 10 BAJO 31500 TUDELA. A este respecto, le informamos que la base jurídica para el tratamiento de sus datos de carácter personal se encuentra en el propio consentimiento que Ud. nos ha otorgado. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite su cese. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, limitación, portabilidad y oposición en la dirección anteriormente indicada, mediante solicitud escrita acompañada de copia del DNI. Igualmente le informamos del su derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control competente. El presente consentimiento puede ser revocado en cualquier momento dirigiéndose para ello por escrito a la dirección anteriormente indicada por cualquier medio que permita acreditar su correcta recepción. A este respecto se le informa que tal revocación no afectará a la validez y/o licitud del tratamiento y/o cesión realizada previamente a dicha retirada de su consentimiento.