El cerebro oye lo que ve

El cerebro oye lo que ve

¿Cuántas veces hemos necesitado ver para creer en lo que estamos escuchando? Por ejemplo, ¿quién no ha pasado por la incómoda situación de escuchar una conversación ajena algo subida de tono que al final resulta no ser más que parte de una broma entre dos amigos?

Imagen de un hombre utilizando sus sentidos visuales y auditivos

Hoy en Zamarripa te contamos los resultados de un estudio muy interesante referente al contexto como catalizador del significado de los sonidos, que pueden variar en función de lo que uno ve.

Lo dice un estudio con ratones

En rigor, el estudio se ha llevado a cabo con ratones. Los responsables aseguran que existe una relación directa entre las células nerviosas de la audición y las neuronas que captan el entorno. Esto quiere decir que el significado de un sonido puede verse modificado en función de lo que los ratones están viendo en ese momento.

Investigación llevada a cabo en ratones de laboratorio

Aplicado en humanos (si bien esto es una tesis aún por investigar) podríamos poner el siguiente ejemplo: imagina que estás en la estación leyendo el periódico y escuchas la bocina de un tren. Seguramente te sobresaltes porque el contexto, determinado sobre todo porque sabes que estás en una estación y porque ves el tren, te indica que como no te alejes de las vías corres peligro. Sin embargo, el sonido de ese mismo tren escuchado a través de la radio no genera ningún peligro en tu mente gracias a que sabes que no estás en la estación. Este es básicamente el razonamiento obtenido con este estudio.

Relación de peligro que establece el ojo frente a sonidos habituales

Un gran avance para la medicina

Si esto pudiera demostrarse también en humanos sería un antes y un después en la intervención y mejora de muchísimos tratamientos y terapias.

Por ejemplo, se podría llegar a la raíz de los problemas relacionados con la ansiedad y pánico que provocan ciertos sonidos, en principio inofensivos, en determinadas personas, como el ambiente de un colegio o la explosión de un tubo de escape.

Profesora con ansiedad debido al ruido del aula

Y aún más: si la ciencia consigue descifrar la relación entre algunas hormonas y la actividad cerebral en función de la percepción del contexto, se podría incluso cambiar e influir en el comportamiento humano.

En Zamarripa Ópticos seguiremos informándonos para poder ofrecerte el mejor asesoramiento frente a cualquier duda, curiosidad, problema o imprevisto. Es lo bueno de trabajar dedicados en exclusiva a tu salud visual y auditiva, que estamos preparados para conocer, llegado el momento, la mejor forma de ayudarte.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cláusula informativa:
Los datos personales por Ud. proporcionados serán tratados por ZAMARRIPA OPTICOS , con domicilio sito en C/ PABLO SARASATE 10 BAJO 31500 TUDELA. A este respecto, le informamos que la base jurídica para el tratamiento de sus datos de carácter personal se encuentra en el propio consentimiento que Ud. nos ha otorgado. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite su cese. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, limitación, portabilidad y oposición en la dirección anteriormente indicada, mediante solicitud escrita acompañada de copia del DNI. Igualmente le informamos del su derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control competente. El presente consentimiento puede ser revocado en cualquier momento dirigiéndose para ello por escrito a la dirección anteriormente indicada por cualquier medio que permita acreditar su correcta recepción. A este respecto se le informa que tal revocación no afectará a la validez y/o licitud del tratamiento y/o cesión realizada previamente a dicha retirada de su consentimiento.