Videojuegos sí, pero ¡ojo!, con moderación

Videojuegos sí, pero ¡ojo!, con moderación

¿Quién no ha disfrutado nunca delante de un televisor jugando a un videojuego solo con un grupo de amigos? Seguro que hay quien debe remontarse a épocas de la tierna infancia, y quien todavía en edad adulta siguen eligiendo este tipo de entretenimiento como su preferido para disfrutar en su tiempo libre. Porque sí, los videojuegos no son solo cosa de niños. Es una industria imparable que arrastra a niños y mayores y no para de crecer. De hecho las últimas estadísticas revelan que más de un 40% de los españoles juegan a videojuegos de forma habitual.

Adultos jugando videojuegos

Desde Zamarripa Ópticos queremos animarte a que si lo tuyo son los videojuegos, no lo dejes, pero eso sí, hazlo con cabeza. Es verdad que tiene consecuencias muy positivas como es la mejora de la concentración y coordinación, el aumento de los reflejos, e incluso ayudan a estimular la memoria visual. Todo esto está muy bien. Pero atención, lo que sí te recomendamos es que moderes su uso. Y no solo el tuyo, también y, sobre todo, el de tus hijos (un 80% de los niños juega habitualmente a videojuegos), ya que, en caso contrario, tu salud se puede ver dañada, pero todavía más la de tus hijos.

Los niños, los grandes afectados

Sí, a ellos les afectan todavía más. Por ello queremos que sepas, sobre todo si tienes hijos, que un alto porcentaje de los niños que acuden a nuestras ópticas de Tudela y Cintruénigo con problemas visuales es debido al uso excesivo de videojuegos y aparatos electrónicos, algo que nos preocupa mucho en Zamarripa Ópticos. Y es que si los videojuegos convencionales causan problemas en la visión, las posibilidades aumentan si hablamos de videojuegos en 3D. Los más vulnerables son los niños menores de 6 años. ¿Por qué? Porque aún no se ha desarrollado su sistema binocular y de acomodación y, por lo tanto, el esfuerzo para la percepción en 3D que realizan es más elevado que el de un adulto.

Niños jugando a videojuegos 3D

Las consecuencias pueden ser múltiples

Un uso prolongado de los videojuegos puede hacer que tu hijo sienta pesadez en los ojos, picor, escozor, sequedad ocular, visión borrosa, dolor de cabeza e incluso sensación de vértigo, entre otras. Es por ello que, desde Zamarripa Ópticos te aconsejamos que, como padre, tomes conciencia y evites estos problemas que pueden afectar a la salud y rendimiento de tu hijo. Haz caso al refrán popular, “más vale prevenir, que luego curar”.

Niños jugando a videojuegos

A tener en cuenta

No solo es importante reducir el tiempo de exposición ante las pantallas, sino mantener una distancia y postura correctas, humedecer y lubricar los ojos para que estén hidratados y jugar en habitaciones con buena iluminación. Y si, después de todo, el malestar persiste es muy importante que tanto si el afectado eres tú, como tu hijo, os realicéis un estudio completo de la vista.

Si te han quedado dudas sobre el tema y quieres más información, no lo dudes, pásate por Zamarripa Ópticos, estaremos encantados de atenderte, ayudarte y asesorarte. Porque tu salud visual y la de tus hijos, para nosotros, no es un juego.

Revisión óptica niña

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cláusula informativa:
Los datos personales por Ud. proporcionados serán tratados por ZAMARRIPA OPTICOS , con domicilio sito en C/ PABLO SARASATE 10 BAJO 31500 TUDELA. A este respecto, le informamos que la base jurídica para el tratamiento de sus datos de carácter personal se encuentra en el propio consentimiento que Ud. nos ha otorgado. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite su cese. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, limitación, portabilidad y oposición en la dirección anteriormente indicada, mediante solicitud escrita acompañada de copia del DNI. Igualmente le informamos del su derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control competente. El presente consentimiento puede ser revocado en cualquier momento dirigiéndose para ello por escrito a la dirección anteriormente indicada por cualquier medio que permita acreditar su correcta recepción. A este respecto se le informa que tal revocación no afectará a la validez y/o licitud del tratamiento y/o cesión realizada previamente a dicha retirada de su consentimiento.