Enterarnos de que nuestro hijo o hija necesita gafas suele ser un jarro de agua fría. Sin embargo, desde Zamarripa Ópticos te invitamos a mirarlo desde un punto de vista mucho más práctico: darte cuenta a tiempo de que tu hijo o hija es miope es un golpe de suerte.

Llevamos muchos años atendiendo a los habitantes de La Ribera y sabemos lo que decimos. Un niño, por regla general, aún no tiene referencias para comparar, por ejemplo, si ve bien o mal, o si no ve todo lo bien que debería. Somos nosotros, los padres, quienes debemos estar atentos a los indicios. Y si resulta que tu hijo es miope, no te preocupes: hay solución para el control de la miopía infantil.

Hoy te presentamos un recurso muy interesante: las lentillas.

Método Orto-K, lentes de contacto mientras duermes para controlar la miopía

Lentillas diarias: visión perfecta, comodidad e higiene garantizadas

¿No lo habías pensado? Pues hoy te damos la información que necesitas para considerar esta opción como una de las más prácticas para la comodidad y tranquilidad de tus hijos.

Lo primero de todo: una buena visión es necesaria para asegurar el rendimiento escolar de los niños, detectar estrabismo, controlar cefaleas e incluso evitar un hipotético aislamiento por sentirse diferente. Si tus hijos son miopes diagnosticados y usan gafas, las lentillas pueden ayudarles a practicar deporte y cualquier actividad extraescolar sin obstáculos… y pueden ahorraros disgustos a toda la familia por roturas o pérdidas de las gafas.

Las lentillas diarias son un recurso muy práctico. Tus hijos cada día estrenarán un nuevo par de lentillas sin necesidad de llevar a cabo ninguna labor de mantenimiento. Y sin embargo la higiene está asegurada.

A modo de ejemplo, las lentes diarias de Coopervision, disponibles en nuestra óptica de Tudela, cuentan con una colección especial confeccionada en hidrogel de silicona y con tecnología WetLoc, que favorecen la comodidad en los ojos de tus hijos. Acércate, pregúntanos y te lo explicamos todo.

Lentillas mensuales: lo mismo… pero ¡30 días seguidos!

Desde los 8 meses ya es posible percibir defectos de visión en los bebés. A partir de los 3 o 4 años es recomendable integrar en nuestra rutina saludable las revisiones visuales periódicas. Y de 6 años en adelante se puede usar lentillas sin problema.

Esta modalidad de lentes de contacto, las lentillas mensuales, está recomendada para niños un poco mayores y adolescentes. Aportan un grado más de comodidad, pues las puedes usar durante 30 días. En Zamarripa encontrarás diversas marcas y modelos perfectos para tus hijos, como por ejemplo Mylo, de Mark’Ennovy, también de hidrogel de silicona. Una de las ventajas de este modelo es su facilidad de uso para los más jóvenes. Si deseas conocerlas en persona, te atenderemos con mucho gusto.

Método Orto-K, lentes de contacto mientras duermes para controlar la miopía. Niña poniéndose las lentillas

Sin gafas empañadas, mucho mejor

La pandemia ha incluido la mascarilla en nuestra indumentaria diaria. La protección necesaria en estos tiempos no evita la incomodidad para quienes utilizan gafas. Llevarlas sin que se te empañen es casi un asunto de magia. Aún no hay vacuna, pero sí un tratamiento muy eficaz. Se llama ortoqueratología (u Orto-K), y consiste en usar unas lentillas nocturnas. Mientras duermes, estas lentillas modifican levemente la córnea para que al día siguiente puedas disfrutar de una visión perfecta sin gafas.

Está claro que las lentillas son un recurso a tener en cuenta para controlar la miopía. De todas las edades, incluidas las de los más pequeños. Si te apetece conocer más, pásate por Zamarripa Ópticos y resuelve todas tus dudas. Te esperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *